RESOLVER LA EYACULACIÓN PRECOZ EN JOVENES

Olvídate del alcohol y el tabaco. Sus efectos son totalmente nocivos sobre la circulación sanguínea y, por lo tanto, sobre la erección. Puedes reducir su consumo poco a poco o cortar por lo sano, pero ninguno de los dos te ayudará a lidiar con el problema.
Realiza ejercicios de entrenamiento muscular pélvico. Las contracciones musculares en la zona ayudan a aprender a controlar los músculos que influyen y controlan la eyaculación.
El truco de la compresa caliente. Antes de realizar tus ejercicios físicos, aplica una compresa caliente sobre el pene. Esto realza el efecto relajante y descontracturante y ayuda a aumentar la flexibilidad del pene. Nuestro consejo: utiliza materiales naturales y orgánicos para tu compresa, es decir, una toalla de algodón ecológico o de lino.
Aprende técnicas básicas de relajación. Saber controlar tu respiración y conocer la respuesta de tu cuerpo ante la excitación o la ansiedad pueden ser las claves que te ayuden a controlar tu eyaculación durante el acto sexual.
Durante el coito, realizar técnicas de eyaculación retardada. Estas técnicas pueden ser del tipo ”comenzar-parar” (es decir, interrumpir el coito, realizar una pausa sin perder la erección, pero que ayude a disminuir la excitación. También puede realizarse con la masturbación) o de ”compresión” (comprimir la base del pene o utilizar anillos de compresión específicos para esta función ayuda a disminuir el riego sanguíneo que circula al pene, es decir, la sangre, y ayuda a retardar la erección).

Deja un comentario