¿Qué es inteligencia sexual?

Este concepto aún poco conocido fue acuñado por los psicólogos Sheree Conrad y Michael Milburn, profesores e investigadores de la Universidad de Massachussets. Según estos autores, la dimensión erótica de cada persona está determinada por su coeficiente de inteligencia sexual que constituye una parte de nuestra capacidad intelectual, tan importante como la inteligencia emocional. Recordamos que la inteligencia emocional (Goleman, 1995) es la capacidad para reconocer, comprender y regular nuestras emociones y las de los demás, por tanto, la inteligencia sexual está íntimamente ligada con este otro tipo de inteligencia.

Según estos autores, una gran cantidad de personas sienten insatisfacción con su vida sexual, cuestión que muchas personas no admiten, y al no reconocerlo no pueden resolverlo. Esto puede ser debido, en muchas ocasiones, a que siguen existiendo una falta de comunicación con la pareja al hablar de nuestros deseos y necesidades sexuales, así como la represión de éstos o la falta de conocimiento o creencias erróneas en torno al sexo.

El buen amante no nace, se hace. Cada uno de nosotros puede desarrollar su inteligencia sexual, la podemos aprender y mejorar, explorando nuestros deseos y necesidades sexuales. Para ello debemos tener presente:

Educación sexual. Es necesario tener un buen conocimiento de la sexualidad en todos sus ámbitos, hacer uso de una información veraz y fiable. Acceder a una buena educación sexual a través de los libros y no sólo a través de las experiencias o de lo que vemos u oímos por ahí, ayuda a combatir los prejuicios, mitos y falsas creencias que podamos tener. Así como también es importante tener una actitud positiva hacia la sexualidad y despojarnos de nuestros tabúes y miedos, ayudándonos a crecer sexualmente.
Conocer nuestro propio sexo. Es importante averiguar qué nos atrae y excita, cuáles son nuestras preferencias, nuestros deseos y necesidades sexuales. En este ámbito, es importante ser sincero con uno mismo, no autoengañarnos y ser conscientes de nuestros pensamientos, sentimientos y emociones que hacen que nuestra vida sexual sea más gratificante para nosotros.
Conexión sexual. Habitualmente el sexo es cosa de dos, por tanto, para tener una vida sexual enriquecedora implica a otras personas. Es importante no ser egoísta, es decir, es necesario conocerse a uno mismo, pero también a nuestra pareja sexual, saber qué le gusta, escucharle, darle importancia a su placer igual que al nuestro,…Por ello hacemos hincapié en la importancia de la comunicación sexual.

¿Cómo es una persona sexualmente inteligente?

Aunque encontremos unos rasgos comunes en personas que son sexualmente inteligentes, no olvidemos que cada uno vive su sexualidad de una forma única y exclusiva, que no todos tenemos las mismas preferencias, deseos ni necesidades y a cada cual le hace sentirse sexualmente bien cosas diferentes.

Una persona con una buena inteligencia sexual:

No tiene prejuicios, miedos, tabúes, falsas creencias, ni pudor hacia la sexualidad, rompiendo también con los estereotipos establecidos.
Disfruta abiertamente de su sexualidad sin sentirse culpable, siendo sexualmente activo, reafirmándose como ser sexual y como parte de su personalidad.
Conoce bien su cuerpo y qué le resulta placentero. Conoce sus deseos, sus sentimientos y sus fantasías, y no teme expresarlos.
Tiene encuentros sexuales satisfactorios y se preocupa por la satisfacción y bienestar de su pareja sexual.
Habla abiertamente de cualquier tema sobre sexualidad.

Personas con tatuajes:

3 rasgos de personalidad que las definen.

Los rasgos de personalidad de las personas con tatuajes.

Los 3 rasgos de personalidad de las personas con tatuajes

Recientemente, un grupo de investigadores de la Anglia Ruskin University ha realizado un estudio justamente para detectar aquellos rasgos de personalidad en los que se caracterizan las personas con tatuajes al ser comparadas con el resto de la población.
Para realizar este estudio se reclutó a una serie de voluntarios y voluntarias, con o sin tatuajes, para que rellenasen test de personalidad. Partir del análisis de todos los datos acumulados, el equipo descubrió 3 rasgos de personalidad básicos en quien lleva tatuajes. Son, fundamentalmente, los tres que veremos a continuación.

1. Extraversión

La extraversión es un rasgo de personalidad que nos habla sobre el grado en el que las personas dependen de estímulos externos en el entorno inmediato. Concretamente, quien es extravertido tiende a buscar entornos complejos y ricos socialmente, y llenos de estímulos, a diferencia de las personas introvertidas, que muestran un cierto grado de ansiedad si se notan desbordadas por los estímulos externos.
A la práctica, las personas extravertidas son más sociables, ya que les gusta más estar con mucha frecuencia en lugares concurridos y en los que hay grandes grupos, sonidos y estímulos visuales. Dan la impresión de ser individuos llenos de energía, aunque las situaciones en las que hay un cierto grado de soledad y aislamiento pueden hacer que su estado de ánimo caiga, algo que no ocurre con los introvertidos.

2. Apertura a la experiencia

Esta investigación muestra que las personas con tatuajes tienen una significativa tendencia a recibir con alegría las nuevas experiencias. Eso significa que, en general, los cambios que se presentan en la vida con el paso del tiempo no son vistos como algo malo, algo que sí ocurre, por ejemplo, en las personas conservadoras.
Por otro lado, la búsqueda de nuevas experiencias es vista como algo excitante por quienes presentan este tipo de personalidad, mientras que las situaciones monótonas causan hastío rápidamente. En general, todo aquello relacionado con la aventura y con la posibilidad de asumir un cierto grado de riesgo es experimentada con placer.

3. Motivación por destacar

Es bien sabido que muchas personas aseguran hacerse tatuajes simplemente porque les gustan o porque tienen un significado que ellas conocen más que nadie. Desde luego, es muy posible que en el caso de cientos de miles de personas con tatuajes esto sea así, pero este estudio ha detectado que, en general, quien decide tatuarse la piel muestra una significativa motivación por destacar entre el resto.
A partir de este dato, el hecho de recurrir a esta clase de recursos estéticos y simbólicos puede ser visto como un intento por construirse una identidad frente a los demás; tener algo que contar a través de historias trazadas por la tinta que decora el cuerpo, siendo estas narraciones, normalmente, algo que tiene que ver con la filosofía de vida de quien lo lleva, o con eventos importantes que han ocurrido en sus vidas.
A fin de cuentas, incluso aquellos tatuajes más pequeños y más escondidos dan pie a preguntas y a excusas para poder explicar cómo se vive, o se ha vivido, la vida. El hecho de que solo muy pocas personas vean algunos de ellos es en sí algo que le da fuerza a su poder para expresar, dado que la discreción y la intimidad que llevan asociados causan un impacto emocional claro en quien los contempla.

ELLAS LLEGAN AL ORGASMO ASÍ

En la encuesta publicada en el “Journal of Sex & Marital Therapy” participaron 1.055 mujeres con edades comprendidas entre los 18 y los 94 años ( sí, 94 años ), el 91% heterosexuales y más de la mitad, casadas.

Se trataba de un listado de preguntas que abarcaban diferentes aspectos sobre sus preferencias y comportamientos sexuales, pero los ejes fueron estos cuatro:

  • ¿Cuánta presión prefieres que ejerzan cuando te tocan?
  • ¿Qué tipo de movimiento disfrutas más?
  • ¿En qué zona de la vulva o de la vagina te gusta que te toquen?
  • ¿Qué parte del cuerpo prefieres que usen para hacerlo?

El estudio afirma que, cuando el clítoris entra en escena, más de un 40% de las mujeres afirmaba llegar al orgasmo en más del 75% de las ocasiones.

De hecho, dos tercios de las encuestadas respondieron que la estimulación directa al clítoris era la más excitante y la mayoría dijo que disfrutaba las caricias alrededor de la zona. Tan solo un 18% reconocía poder llegar al clímax únicamente con la penetración vaginal.

RESOLVER LA EYACULACIÓN PRECOZ EN JOVENES

Olvídate del alcohol y el tabaco. Sus efectos son totalmente nocivos sobre la circulación sanguínea y, por lo tanto, sobre la erección. Puedes reducir su consumo poco a poco o cortar por lo sano, pero ninguno de los dos te ayudará a lidiar con el problema.
Realiza ejercicios de entrenamiento muscular pélvico. Las contracciones musculares en la zona ayudan a aprender a controlar los músculos que influyen y controlan la eyaculación.
El truco de la compresa caliente. Antes de realizar tus ejercicios físicos, aplica una compresa caliente sobre el pene. Esto realza el efecto relajante y descontracturante y ayuda a aumentar la flexibilidad del pene. Nuestro consejo: utiliza materiales naturales y orgánicos para tu compresa, es decir, una toalla de algodón ecológico o de lino.
Aprende técnicas básicas de relajación. Saber controlar tu respiración y conocer la respuesta de tu cuerpo ante la excitación o la ansiedad pueden ser las claves que te ayuden a controlar tu eyaculación durante el acto sexual.
Durante el coito, realizar técnicas de eyaculación retardada. Estas técnicas pueden ser del tipo ”comenzar-parar” (es decir, interrumpir el coito, realizar una pausa sin perder la erección, pero que ayude a disminuir la excitación. También puede realizarse con la masturbación) o de ”compresión” (comprimir la base del pene o utilizar anillos de compresión específicos para esta función ayuda a disminuir el riego sanguíneo que circula al pene, es decir, la sangre, y ayuda a retardar la erección).

PREGUNTAS OBLIGADAS SOBRE SEXO A TU PAREJA

  1. ¿Cuál es la parte favorita de tu cuerpo?
  2. ¿Qué es lo que más te excita?
  3. ¿Cuál es tu mayor fantasía sexual?
  4. ¿Qué elemento consideras indispensable para una relación sexual satisfactoria?
  5. ¿Qué es lo que más te gusta hacer y que te hagan en el sexo?
  6. ¿Qué te desagrada al hacer el amor?
  7. ¿Cuál crees que es la clave para disfrutar de una mejor relación sexual?
  8. ¿Cuál de los sentidos estimulas más durante el sexo?
  9. ¿Qué te hace explotar de placer?
  10. ¿Cuál crees que sea tu mayor inseguridad durante el sexo?
  11. ¿Qué situaciones te llevan al límite del deseo?
  12. ¿Qué actividad te pone más propensa a tener sexo?
  13. ¿Qué crees que alimente al erotismo?
  14. ¿Qué encuentras más atractivo físicamente del sexo opuesto?
  15. ¿Qué actitudes encuentras más atractivas del sexo opuesto?

LOS 4 CONSEJOS PARA AYUDAR A ALGUIEN CON DEPRESIÓN

1. Evitar los consejos sobre la vida

Aunque la voluntad de ayudar siempre sea positiva, las sugerencias para animar a la persona mediante consejos para que se sienta mejor, para que reflexione acerca de lo que tiene, o a través de invitaciones continuas para salir y realizar actividades son absolutamente ineficaces, llegando incluso a ser contraproducentes y provocando más malestar en la persona.

2. Mantenerse a su lado

Dicho lo anterior, aquello que realmente necesita una persona con depresión es que las personas que le rodean se muestren empáticas, que manifiesten su comprensión y que puedan estar a su lado cuando lo necesiten.

3. Reforzar sus puntos fuertes

Debido a disminución de la autoestima y a la infravaloración que sufre, la persona deprimida tiende a rechazar y no admitir los avances que realiza durante el proceso de tratamiento. Estas personas tienden a destacar sus deficiencias o carencias y a obviar su potencial y sus éxitos.
Para ayudarle, es vital que sus círculos más cercanos sean capaces de poner énfasis en aquellas habilidades, capacidades o éxitos que posea la persona.

4. Respetar su silencio

No tiene ningún sentido obligar o forzar a una persona con depresión para que hable o transmita lo que siente, así como para que esta sea sociable, dado que no es algo que esté bajo su control. Este tipo de intentos de acercamiento suelen provocar más tensión y sentimientos de incomprensión en la persona.

Xavier Conesa Lapena, Director de l’Institut Superior d’Estudis Sexològics (I.S.E.S)

El psicòleg molletà ®Xavier Conesa Lapena® ha estat escullit novament Director de l’Institut superior d’Estudis Sexològics I.S.E.S. L’Entitat va ser constituida l’any 2007 a Barcelona, dedicada a la investigació i docència de la sexualitat en diversos àmbits acadèmics.

Formacions reconegudes per diverses universitat, centra la seva activitat actualment en la Formació en el Master de Sexologia amb títol propi.

Altres formacions que duu a terme son:

  • Formació en Psicologia i Sexologia per a Integració Social i Atenció Socio Sanitària.
  • Formació de Psicòlegs per a la Pràctica de la Sexologia (Acreditació del Ministeri de Sanitat i Consum) així com Actualització Avançada en Sexologia, reconeguda per la mateixa Intitució.
  • l’Institut Superior d’Estudis Sexològics va ser inscrit a la Generalitat de Catalunya l’any 2008

RELACIÓN ENTRE LA MASTURBACIÓN Y LA DIABETES

Casi todas las mujeres y hombres se masturban en algún momento de su vida. Contrariamente a lo que dicen muchas creencias, la masturbación no causa daños físicos ni psicológicos. Todo lo contrario, proporciona alivio a la tensión sexual, ayuda a mantener la pasión y el erotismo en la relación de pareja y es un excelente método para conocer mejor la propia sexualidad, el cuerpo y las sensaciones.

Así mismo brinda muchos beneficios a la salud ya que permite prevenir el riesgo de padecer varias enfermedades o trastornos como el cáncer, estrés, cistitis y diabetes entre otras, como lo demuestran varios estudios realizados en la Universidad de Sydney, Australia.

Beneficios de la Masturbación

  1. La masturbación por ser una práctica placentera, ayuda a tener un mejor sistema inmunológico debido a que al llegar al éxtasis se liberan diversas hormonas como el cortisol que en pequeñas cantidades mejoran las defensas.

  2. Según un estudio dirigido por Graham Giles director del Centro epidemiológico de cáncer de Melbourne, los hombres entre los 20 y 50 años que se masturban al menos cinco veces a la semana, tienen menos riesgos de padecer tumores prostáticos o cáncer de próstata.

  3. Según el estudio de la Universidad de Sydney, dirigido por Anthony Santella, un científico de la salud pública y su colega, Chenoa Cooper, la masturbación también puede reducir el riesgo de diabetes tipo 2, ya que esta practica genera una mayor salud general al reducir el insomnio a través de la liberación de hormonas y de la tensión, además de que aumenta la fuerza del suelo pélvico debido a las contracciones durante el orgasmo.

¿Cuántas eyaculaciones al mes hacen falta para prevenir el cáncer de próstata?

Segun la Asociación Española de Oncologia
Ayudar a prevenir la aparición del cáncer de próstata resulta sencillo y placentero. Tan solo requiere de un proceso manual que practicar en solitario (o acompañado) con disciplina y periodicidad para reducir significativamente el riesgo de padecer esta dolencia, que afecta a más de 33.000 personas en España. Un llamativo descubrimiento, que se ha producido gracias a un estudio de Escuela de Salud Pública de Boston, que establece una relación directa entre eyacular frecuentemente y reducir el riesgo de padecer cáncer de próstata. Se trata del trabajo de investigación más ambicioso que se ha realizado sobre este campo en la historia. Sus resultados se han publicado en la revista científica European Urology y ha requerido de una muestra de 32.000 varones a lo largo de 18 años a los que se les ha preguntado por número de veces que eyaculaban al mes bien manteniendo relaciones sexuales, bien a través de la masturbación o bien mediante poluciones nocturnas. Tras estudiar los hábitos excretores de esperma de los sujetos durante casi dos décadas, los científicos descubrieron que quienes eyaculaban al menos 21 veces al mes tenían menos riesgo de sufrir un cáncer de próstata que aquellos que no alcanzan este número. Sin embargo, el estudio también arroja buenas noticias para aquellos que no llegan a alcanzar el umbral de las 21 veces al mes ya que incluso aquellos pacientes que presentaban una mínima vida sexual, presentaban un menor riesgo de sufrir este tipo de cáncer que los que carecían de actividad sexual. Asimismo, el estudio cuenta como el beneficio de la eyaculación es independiente de si se realiza o no en solitario.Una serie de resultados que no sólo desbaratan viejos mitos -como “masturbarse hace que te quedes ciego” o “masturbarse hace que te salgan pelos en las manos”- con los que se asustaba a los jóvenes para mantener a raya sus impulsos onanistas, sino que demuestra que seguir estos consejos resulta contraproducente para la salud de los hombres, especialmente para la de los individuos más longevos.El estudio muestra como según avanza la edad de los sujetos, la relación entre un mayor número de eyaculaciones y un menor riesgo de sufrir cáncer de próstata es más directa y marcada. De este modo, los hombres de entre 20 y 29 años que eyaculan al menos 21 veces al mes eran un 19% menos propensos a padecer esta dolencia que los que lo hacían menos de siete veces al mes. En cambio, en los hombres de entre 40 y 49 años, el número de posibilidades de padecer cáncer de próstata es 22% más baja si se alcanza dicho umbral eyaculatorio. Entre aquellos sujetos que no son lo suficientemente constantes para alcanzar las 21 eyaculaciones recomendadas pero que sí realizan algún tipo de actividad en esta materia, el estudio recoge que muestran una menor tendencia a padecer esta dolencia que aquellos que carecen de actividad sexual.El cáncer de de próstata es la segunda variante de cáncer más común en España y afecta a más de 33.000 varones al año en nuestro país, según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica.