DEPRESIÓN SIN PASTILLAS (IV)

La condición conocida como depresión puede tener diferentes niveles de intensidad dependiendo del caso y puede variar desde sentir tristeza hasta convertirse en una enfermedad que puede poner en peligro la vida de una persona. Generalmente se prescriben medicamentos para la depresión y, si experimentas síntomas depresivos debilitantes, una terapia a base de medicamentos puede ser la mejor opción para mejorar tu calidad de vida. Sin embargo, si prefieres combatir la depresión sin medicamentos, existen varias estrategias simples y efectivas que puedes realizar, especialmente si tratas con un caso pasajero de tristeza o una situación depresiva ocasionada por circunstancias de la vida. Estos consejos también pueden ser útiles si se realizan junto con un tratamiento médico para una depresión seria.

Si crees que tú o algún ser querido está en un estado depresivo es importante buscar ayuda

Aborda los problemas que puedas manejar. No todos los problemas tienen solución; la depresión deberse a problemas que están fuera de tu control, como problemas de salud, problemas financieros y la muerte de alguien amado. Para poder sobreponerte a los problemas más serios, es mejor abordar algo que sí puedas cambiar. ¿Cuáles son los pequeños problemas que obstaculizan tu vida y que hacen que te sientas mal día con día? Trata de superarlos y te harás más fuerte para enfrentar los problemas más grandes.
Fija metas orientadas a encontrar una solución. Busca maneras concretas en las que puedas mejorar tu situación. ¿Tú casa está demasiado desordenada? Esto es algo que puedes solucionar. Elabora un plan detallado para limpiar tu casa, cuarto por cuarto, permitiéndote así sentir satisfacción con cada misión que realices.
Lleva un registro de tu progreso en un diario. A veces el simple hecho de escribir una meta te dará la motivación para seguir adelante y hacer un cambio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.