CURAR LA DEPRESION SIN MEDICAMENTOS (III)

Si los Antidepresivos No Funcionan, Entonces, ¿Qué?
Hay cinco estrategias importantes a considerar si padece depresión. Estas estrategias tienen efectos positivos y son generalmente muy baratas de implementar.

1. Hágase una Limpieza Emocional

Es idóneo pensar en la depresión como una señal de que su cuerpo y su vida están fuera de equilibrio, en lugar de una enfermedad. Lo que hay que hacer es recuperar el equilibrio.

Una de las principales formas de hacer esto, implica combatir las emociones negativas que puedan estar atrapadas debajo de su nivel de conciencia. Mi método preferido de limpieza emocional es la Técnica de Liberación Emocional (EFT, por sus siglas en inglés), una forma de acupresión psicológica.

Si tiene depresión aguda, lo mejor sería consultar a un profesional de salud mental que también sea una practicante de EFT. Pero para la mayoría de las personas con síntomas de depresión, esta es una técnica que puede aprender por su propia cuenta. De hecho, es tan sencilla que los niños la están aprendiendo.

También hay otros métodos eficaces para el control del estrés que podría intentar, como la meditación, la escritura, ejercicios de respiración, yoga o simplemente compartir sus sentimientos con un amigo cercano.

Experimente con una serie de enfoques y posteriormente elija los métodos que le resulten más útiles, pero por favor recuerde que si bien es muy fácil aprender EFT y es mucho menos costoso de emplear en usted mismo, casi siempre es mejor buscar a un profesional capacitado para que se lo emplee, ya que en realidad es un arte que requiere muchos años de práctica para maximizar su eficacia.

2. Haga Ejercicio con Regularidad

El ejercicio regular es una de las “armas secretas” para superar la depresión. Funciona al ayudarle a normalizar sus niveles de insulina mientras aumenta las hormonas en su cerebro que lo hacen “sentirse bien”.

Como lo dijo el Dr. James S. Gordon, MD, un experto de renombre mundial en el uso de la medicina mente-cuerpo para curar la depresión:

“Lo que estamos encontrando en la investigación sobre el ejercicio físico es que el ejercicio es al menos tan bueno como los antidepresivos en términos de ayudar a las personas que están deprimidas… el ejercicio físico cambia el nivel de serotonina en su cerebro. Y aumenta los niveles de endorfinas, “hormonas que lo hacen sentir bien”.

Y también–y estos son increíbles estudios—el ejercicio puede aumentar el número de células en su cerebro, en la región del cerebro llamada hipocampo. Estos estudios fueron hechos por primera vez en animales, y son muy importante porque a veces en la depresión, hay muy pocas de esas células en el hipocampo.

Pero en realidad puede cambiar su cerebro con el ejercicio. Así que tiene que ser parte del tratamiento de todas las personas, el plan de todos en general”.

Para obtener más información, por favor revise mi artículo sobre las muchas maneras en que el ejercicio podría beneficiar a su cerebro.

3. Mejore Su Nutrición General

Otro factor que no debe ignorarse es la alimentación. Los alimentos tienen un gran impacto en su cuerpo y su cerebro, y comer alimentos enteros como el que se menciona en mi Plan de Nutrición apoyará mucho más su salud mental y física.

Evitar el azúcar (especialmente la fructosa) y los granos ayudará a normalizar sus niveles de insulina y leptina, que es otro aspecto importante de la depresión. El azúcar causa inflamación crónica, algo que altera la función inmunológica normal de su cuerpo y puede causar estragos en su cerebro.

El azúcar también suprime una fundamental hormona del crecimiento llamada BDNF (factor neurotrófico derivado del cerebro), que promueve las neuronas sanas del cerebro y desempeña un rol vital en la memoria. Los niveles de BDNF son críticamente bajos en las personas con depresión, que según los modelos en realidad podría ser relevante.

4. Suplementes su Alimentación con Ácidos Grasos de Omega-3

Le recomiendo encarecidamente tomar una grasa alta calidad de omega-3 de origen animal, como el aceite de kril. Este puede ser el nutriente más importante para un funcionamiento cerebral óptimo, lo que impide la depresión.

El DHA es uno de los ácidos grasos de omega-3 que se encuentra en el pescado y el aceite de kril, y su cerebro es altamente dependiente de ello. Los bajos niveles de DHA se han relacionado con la depresión, pérdida de memoria, esquizofrenia y enfermedad de Alzheimer.

5. Permita Que Le Dé el Sol

¿Alguna vez ha notado lo bien que se siente cuando sale a tomar el sol? Pues bien, resulta que exponerse solar de una manera segura, al grado que su cuerpo produzca vitamina D, es ideal para su estado de ánimo.

Un estudio incluso encontró que las personas con los niveles más bajos de vitamina D eran 11 veces más propensas a tener depresión que los que recibieron la vitamina D adecuada. Puede optimizar sus niveles de vitamina D, ya sea a través de la exposición al sol o al tomar suplementos de vitamina D3 de alta calidad.

6. Piénselo Dos Veces Antes de Solicitar una Receta

Como lo sugiere Davis en su artículo, “Piénselo dos veces, sea escéptico y haga preguntas sobre un diagnóstico simplista que le haya dado su doctor después de haberle contado brevemente su padecimiento y haya tenido prisa.

De hecho, este es un buen consejo.

Es fácil de convencerse de que una pastillas podría aliviar su dolor, especialmente cuando su médico se lo está recomendando. Sentirse deprimido no es agradable, y sería ideal que se liberara de ello lo más pronto posible.

Pero los medicamentos siempre deben ser su última opción y los antidepresivos no son una excepción.

¡Hay una mejor manera! No le recomiendo que se exponga a los enormes riesgos que poseen estos medicamentos, especialmente por los pocos beneficios. Tenga paciencia, si implementa las estrategias saludables mencionadas anteriormente, le aseguro que pronto empezará a sentirse mejor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.