CURAR DEPRESIÓN SIN PASTILLAS ( I )

Cada año, son emitidas 230 recetas para antidepresivos, lo que los convierte en los medicamentos más prescritos en los Estados Unidos. La industria psiquiátrica en sí es una industria de USD$330 billones, no está mal para una empresa que ofrece poco en términos de cura.

A pesar de todas estas recetas, más de 1 de cada 20 personas en Estados Unidos están deprimidos, de acuerdo con las más recientes estadísticas de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en ingles).

De esas personas deprimidas, el 80 % dicen tener algún nivel de deterioro funcional, y 27 % dicen que su condición hace que sea extremadamente difícil que realicen sus tareas diarias como trabajar, actividades de la vida cotidiana y llevarse bien con los demás.

El uso de medicamentos antidepresivos–la respuesta de la medicina para la depresión–duplicó en tan sólo una década, de 13.3 millones en 1996 a 27 millones en 2005.

Si estos medicamentos son tan extensamente recetados, entonces ¿por qué hay tantas personas deprimidas?

Porque no abordan la causa principal.

Por desgracia, la investigación ha confirmado que los medicamentos antidepresivos no son más eficaces que las pastillas azúcar. Algunos ¡estudios incluso han encontrado que las pastillas de azúcar pueden producir MEJORES resultados que los antidepresivos!

En lo personal, creo que la razón de este sorprendente hallazgo es que ambas pastillas funcionan a través del efecto placebo, pero las pastillas de azúcar generan menos efectos adversos.

Muchas personas se olvidan de que los antidepresivos vienen acompañados de una serie de efectos secundarios, algunos de ellos son mortales. En los Estados Unidos, aproximadamente 750 000 personas intentan suicidarse cada año y alrededor de 30 000 de ellas tienen éxito.

Tomar un medicamento con poca probabilidad de aliviar sus síntomas y que de hecho podría aumentar su riesgo de quitarse la vida, claramente no parece ser una buena opción.

Además, dado que la mayor parte del enfoque de tratamiento se centra en los medicamentos, muchas opciones de tratamiento, seguras y naturales que SI funcionan están siendo completamente ignoradas. No es de extrañar por qué muchas personas están sufriendo.

Como Detectar la Depresión en Usted Mismo o en un Ser Querido
Desafortunadamente, alrededor de dos tercios de las personas con depresión no son diagnosticadas. La depresión sin tratar es la primera causa de suicidio, que es un triste testimonio de la brutalidad clínica de la mayoría de los médicos.

Las pistas de diagnóstico establecidos en el artículo pasado sobre este tema, son indicadores de que usted o un ser querido podría estar sufriendo de esta enfermedad, así que por favor revíselos ahora.

La depresión es mucho más que ese sentimiento de tristeza ocasional.

Una serie de criterios de diagnóstico utilizados para evaluar la depresión son conocidos como “SIGECAPS“, que significa sueño, interés, culpa, energía, concentración, apetito, psicomotricidad y el suicidio. Si cuatro o más de estos padecimientos son una preocupación, sin duda alguna padece depresión aguda.

Sin embargo, es importante observar los síntomas además de los cambios de humor y también considerando la información relevante de la familia y amigos.

Si se ha sentido deprimido durante dos semanas o más y ha perdido el interés en actividades que antes disfrutaba, lo invito a que considere las opciones de tratamiento para curar la depresión que mencionare más adelante en este artículo, en lugar de inmediatamente recurrir a los medicamentos potencialmente peligrosos.

Pistas Sobre el Suicidio: Cuándo Preocuparse
La mayoría de los intentos de suicidio son expresiones de angustia extrema y no una necesidad de atención. Una persona con pensamientos suicidas necesita inmediatamente ayuda profesional.

Si conoce a alguien con pensamientos suicidas, no lo deje solo.

Ayude a la persona a buscar ayuda inmediata de un médico o la sala de urgencias del hospital más cercano. Elimine el acceso a las armas de fuego u otros artefactos de ayuda para el suicidio, incluyendo el acceso no supervisado a los medicamentos.

Además de hacer comentarios directos o indirectos acerca de no querer vivir más, algunas de las señales de que una persona tiene un alto riesgo de dañarse a si mimas, incluyen:

Adquirir un arma
Acaparamiento de medicamentos
Sin planes para el futuro
Hacer preparativos finales
Realizar o cambiar un testamento
Regalar pertenencias personales
Sanar las injusticias
Comprobar las pólizas de seguro
Aislarse de las personas

El riesgo de suicidio es mayor si recientemente ha experimentado cualquiera de las siguientes situaciones de la vida extremadamente estresantes (esto ciertamente no es una lista exhaustiva):

Pérdida de una relación significativa o la muerte de un ser querido
Diagnóstico de una enfermedad terminal
Pérdida de seguridad financiera o sustento
La pérdida de la casa o el empleo
Abuso, violación u otro trauma emocional grave
En ocasiones las personas desarrollan pensamiento más suicidas a medida que sus niveles de depresión aumentan, que es la razón por el cual los medicamentos antidepresivos pueden aumentar el riesgo de suicidio.

Una de las razones de esto es que a medida que aumenta la letargia (que es común en la depresión), pueden encontrar más razones para cometer el suicidio. Otra posible razón es que podría sentirse más en control y, por lo tanto, en paz con su situación una vez que se haya tomado la decisión de ponerle fin a su propia vida.

Deja un comentario